Una revisión de la propia casa 

la noción de una educación integral aparece explicitada en diversos documentos normativos de
la Universidad Católica del Maule,. Estos incluyen los Estatutos Generales, el Proyecto Educativo Institucional, el Plan de Desarrollo Estratégico las Orientaciones para el Diseño Curricular de las Carreras de Pregrado de la UCM.
 

El Artículo N° 1 de los Estatutos Generales establece que somos “un centro de reflexión que, a la luz de la fe católica, busca el significado de la ciencia y la tecnología, para ponerlas al servicio del desarrollo integral de
la persona.” [1] En cuanto a la misión de la Universidad, el Proyecto Educativo
[2] declara que esta participa “en la misión evangelizadora de la Iglesia en diálogo con los desafíos de la Región del Maule y de Chile, en el contexto de un mundo globalizado… Asume este compromiso mediante la formación integral de personas solidarias y competentes que buscan la verdad y la excelencia académica, mediante la investigación científica y un conocimiento cultural inspirados por la fe y la ética cristiana.” Al mismo tiempo el Proyecto Educativo , propone un método trasversal, para articular el desarrollo integral de la persona con la integración del conocimiento, que consiste en “discernir en el diálogo entre las ciencias, la cultura y el evangelio” el Pág. 27.  
 

En esta declaración aparecen un conjunto de características que explicitan la naturaleza y el propósito de una educación integral y como en la UCM se propone desarrollar esta. Primero, el Proyecto Educativo afirma que la fe, la ciencia y la tecnología están al servicio del desarrollo integral de
la persona. Segundo, la formación integral define la misión de la Universidad en relación con los desafíos históricos de su entorno. Tercero, esta formación integral tiene un propósito que se define en términos de resultados en personas solidarias y competentes. Cuatro, la forma de lograr esta integración es mediante la búsqueda de la verdad, la investigación científica, la excelencia académica y el desarrollo de un conocimiento cultural inspirado por una fe y ética cristiana. Quinto, propone un método transversal para promover el desarrollo integral de la persona, que consiste en discernir mediante el diálogo entre las ciencias, la cultura y el evangelio para logar una integración del conocimiento.
 

Un análisis más profundo del Proyecto Educativo devela que este esta fundado sobre una antropología y ética, inspiradas en el Espíritu de Jesucristo[3] que impulsa a discernir[4] como los signos del amor de Dios dignifica la persona, promueve su autonomía y humaniza la cultura en relación con los acontecimientos del mundo de nuestros tiempos. Es un Proyecto consagrada a la búsqueda de la verdad, la justicia y el bien común, mediante los fundamentos de la razón y el ejercicio responsable de la libertad, que están animada por la fe cristiana en el amor de Dios y por el prójimo.[5]  

Sobre estas bases el Proyecto explicita un perfil de competencias, que es transversal a todos los programas de formación de
la UCM. Este perfil que 
concibe integralmente a la persona bajo los rasgos de autonomía, de trascendencia y de justicia, establece criterios para:
          formar antes las exigencias de la diversidad, la tolerancia, el pluralismo y el bien común,[6] (16)          habilitar profesionales competentes y solidarios que buscan respuestas a las necesidades y desafíos de la región y del país,[7] sobre la base del conocimiento actualizado que aporta una comprensión critica de la realidad,[8]          desarrollar competencias de comunicación interpersonal e intercultural para trabajar en equipo, diagnostica problemas en situaciones compelas y evaluar con criterios éticos los resultados de su gestión,[9]           discernir en el diálogo para integrar criterios y valores fundados en los significados culturales, el conocimiento científico, el evangelio de Jesucristo y las enseñanzas de la Iglesia.[10]  

El desarrollo integral de la persona y la integración del conocimiento que propone el Proyecto Educativo esta basado sobre la capacidad humana de aprender, conocer, comprometerse y trascender mediante el desarrollo de:          sus sensibilidades ante la belleza y la pobreza,[11]          su estudio sistemático de significados culturales, científicos y religiosos,[12]          su conocimiento fundado de la verdad y el valor de la persona,[13]          el ejercicio responsable de su libertad a favor de la justicia y el bien,[14]          su apertura a discernir como la fe en el amor de Dios humaniza frente los desafíos históricos de nuestro entorno, [15]          el desarrollar de sus competencias profesionales y éticas, con sabiduría cristiana, en un trabajo de equipo, [16]          su capacidad de liderazgo que integra el conocimiento en un trabajo de calidad, solidario y fraterno. [17] 

Sobre la base de estos fundamentos y siguiendo el Magisterio de la Iglesia sobre la educación católica, el Proyecto propone un método trasversal para articular la propuesta de formación integral en
la UCM. Este método de “discernir en el diálogo entre las ciencias, la cultura y el evangelio” tiene como propósito promover el desarrollo integral de la persona y la integración del conocimiento. Concordante con estos principios, las Orientaciones para el Diseño Curricular de las Carreras de Pregrado de la UCM (marzo, 2005) explicita este enfoque metodológico como elemento transversal para todos los programas de formación de la UCM.
 

El Plan de Desarrollo Estratégico UCM (2004-2008), declara que participamos “en la misión evangelizadora de la Iglesia en diálogo con los desafíos de la Región del Maule y de Chile, en el contexto de un mundo globalizado…. (E)n tanto comunidad de aprendizaje, asume este compromiso mediante la formación integral de personas solidarias y competentes que buscan la verdad y la excelencia académica, mediante la investigación científica y un conocimiento cultural inspirados por la fe y la ética cristiana.” [18] 

El Plan propone cuatro objetivos para avanzar en el desarrollo de la misión de
la UCM. Estos buscan: 1) fortalecer la identidad católica mediante el diálogo entre fe, cultura y ciencia, 2) lograr altos estándares de calidad académica y administrativa, 3) contribuir al desarrollo integral de los estudiantes y 4) posicionar a la UCM como actor relevante para el desarrollo regional.
[19] A nivel más especifico las líneas de acción definidos en torno a estos objetivos definen criterios para orientar el desarrollo transversal de la formación integral.
 

La línea de fortalecer la identidad católica propone incorporar objetivos transversales al currículum sobre el sentido de la fe y la ética cristiana y elaborar propuestas de perfeccionamiento interna para desarrollar la capacidad de investigar sobre esta materia al interior de
la UCM. La línea sobre estándares de calidad propone: explicitar los fundamentos epistemológicos del nuevo marco curricular; capacitar los académicos para su diseño, implementación y evaluación; y instalar una plataforma informática que contribuye al aprendizaje significativo en los alumnos y para autorregular
la calidad. En cuanto a la línea de desarrollo integral de los estudiantes se propone: mejorar sus capacidades de entrada; formar sus capacidades para gestionar información y desarrollar iniciativas; y fortalecer sus habilidades matemáticas y de comunicación. Por último, la línea de desarrollo regional propone un trabajo conjunto en áreas definidas con empresas, actores sociales y gubernamentales y la gestión de investigaciones aplicadas a la Región.
[20]
 

 

El Plan de Desarrollo Estratégico UCM 2004-2008 explícitamente asume estas definiciones y propone cuatro objetivos para avanzar en el desarrollo de la misión de
la UCM. Estos buscan:

  1. fortalecer la identidad católica mediante el diálogo entre fe, cultura y ciencia,
  2. lograr altos estándares de calidad académica y administrativa,
  3. contribuir al desarrollo integral de los estudiantes y
  4. posicionar a la UCM como actor relevante para el desarrollo regional(20).

 

En lo específico estos objetivos establecen un conjunto de criterios para orientar el desarrollo transversal de la formación integral. La línea de fortalecer la identidad católica propone incorporar objetivos transversales al currículum sobre el sentido de la fe y la ética cristiana y elaborar propuestas de perfeccionamiento interna para desarrollar la capacidad de investigar sobre esta materia al interior de
la UCM. La línea sobre estándares de calidad propone: explicitar los fundamentos epistemológicos del nuevo marco curricular; capacitar los académicos para su diseño, implementación y evaluación; y instalar una plataforma informática que contribuye al aprendizaje significativo en los alumnos y para autorregular
la calidad. En cuanto a la línea de desarrollo integral de los estudiantes se propone: mejorar sus capacidades de entrada; formar sus capacidades para gestionar información y desarrollar iniciativas; y fortalecer sus habilidades matemáticas y de comunicación. Por último, la línea de desarrollo regional propone un trabajo conjunto en áreas definidas con empresas, actores sociales y gubernamentales y la gestión de investigaciones aplicadas a la Región(21).
19. Cf. Universidad Católica del Maule. Plan de Desarrollo Estratégico UCM 2004- 2008, p. 27. 20. Cf. Ibíd. pág. 29. 21. Cf. Ibíd. pág. 33-45. 

Las Orientaciones Curriculares de la UCM (marzo, 2005) propone como enfoque transversal “fomentar el desarrollo integral de personas solidarias y competentes que disciernen en el diálogo entre las ciencias, la cultura, el evangelio y el magisterio para alcanzar la integración del conocimiento disciplinario, profesional y complementario.




[1] Universidad Católica del Maule. Estatutos Generales. Talca. 12 de enero, 2001.

[2] Proyecto Educativo, en adelante PE.

[3] Cf. Ibíd. Pág. 17

[4] Cf. Ibíd. Págs. 18, 19, 21, 22, 26.

[5] Cf. Ibíd. Págs. 9, 10, 14, 16, 17, 20, 26.

[6] Cf. Ibíd. Pág. 16.

[7] Cf. Ibíd. Pág. 14.

[8] Cf. Ibíd. Págs. 9, 17, 20.

[9] Cf. Ibíd. Págs. 20-21.

[10] Cf. Ibíd. Pág. 19.

[11] Cf. Ibíd. Pág. 26.

[12] Cf. Ibíd. Pág. 19.

[13] Cf. Ibíd. Pág. 16, 17.

[14] Cf. Ibíd. Pág. 26.

[15] Cf. Ibíd. Pág. 26.

[16] Cf. Ibíd. Págs. 17, 26.

[17] Cf. Ibíd. Pág. 24.

[18] Cf. Universidad Católica del Maule. Plan de Desarrollo Estratégico UCM 2004- 2008, p. 27.

[19] Cf. Ibíd.. pág. 29.

[20] Cf. Ibíd.. pág. 33-45.