La búsqueda de integración manifiesta un deseo. Devela un anhelo humano que se transforma consciente e intencionalmente en la consecución de valores que dan sentido a la vida. Este deseo, que se transforma en anhelo de integración consciente se manifiesta de muchas formas en relación con diversos objetos y finalidades. Por lo tanto la multiplicidad de formas en que el anhelo de integración se expresa constituye un dato que puede demarcar el anhelo de integración como objeto de estudio y conocimiento. Los ejemplos saltan a la vista. El supermercado nos ofrece pan y comida integral. La mayoría de los bancos, firmas, clínicas de salud y establecimientos educacionales prometan un servicio integral de calidad a sus clientes. Una búsqueda en Google por la frase “servicio integral” limitada a páginas de Chile, arrojó más de quince mil resultados en septiembre del año 2005 y más de treta tres mil resultados en el mes de noviembre el año siguiente.

El Segundo paso de una investigación incluye la agrupación, categorización sistemática e interpretación hermenéutica de los datos. El ejemplo siguiente pertenece a una retórica publicitaria de una propuesta empresarial de integración. En mayo del 2005, la empresa de telecomunicaciones VTR fue premiada con la prestigiosa distinción Marketing Hall of Fame, por una novedosa estrategia de posicionar su marca. La empresa se destacó por su servicio de telecomunicaciones para el hogar, que integra en un solo paquete, Teléfono, TV Cable e Internet. La promoción publicitaria del servicio insta al consumador con la frase “intégrate al mundo que tu quieras.” Si nos detenemos un momento a analizar la frase descubriremos que esta no solo promociona un servicio de comunicación integrada, además supone una concepción del ser humano y de su sociedad.

El imperativo “intégrate” apela al protagonismo autónomo del sujeto moderno, quien tiene libertad para elegir entre diversas opciones. La noción de “mundo”, en el contexto del aviso, puede incluir diversos horizontes de significación. En un nivel básico refiere literalmente al mundo del servicio tecnológico que la empresa ofrece en el mercado libre. Más ampliamente insinúa todos los mundos virtuales a que el cliente puede acceder mediante estas tecnologías. Además puede incluir más profundamente los horizontes de significación que el mismo sujeto le interesa desarrollar, con o sin estas tecnologías. Por ultimo la frase “que tu quieras” incita al deseo del sujeto de integrarse.

Mientras los ejecutivos de la empresa celebraban el reconocimiento de esta propuesta innovadora, el joven escritor Nicolás Copano manifestó su desconcierto por la inteligente y demoledora campaña. “La frase te susurra en la retina la invitación que esperaste siempre: `Intégrate al mundo que tu quieras.´ O sea: escapa de donde estés. Pero hazlo a través de la tele…. En la sitcom de la vida. En el mundo que tú querías. Ese que esta en todos lados, pero en ninguno a la vez.” En lo que hemos visto hasta el momento demuestra que el discurso sobre la integración no solo incita inteligentemente al deseo humano para que aspira a algo que tiene valor. También despierta la conciencia racional y moral que revisa críticamente los supuestos de la integración para identificar los criterios de juicio que pueden orientar nuestras decisiones y actuar.

En esta perspectiva, invito el lector a examinar el método empírico generalizado de Bernard Lonergan para estudiar diversas formas en que se expresa el anhelo humano de integración. En su enfoque este filósofo canadiense toma como dato fundamental de investigación a la propia conciencia intencional, que con su estructura dinámica sensible, inteligible, racional y responsable, fundamenta toda posibilidad de conocimiento. Aplicado a la investigación del anhelo de integración, este enfoque metodológico procederá del modo siguiente. Primero examinará la retórica de diferentes propuestas de integración y como estas interpelan al deseo humano de integración. Segundo, interrogará para llegar a comprender la inteligencia de las propuestas de integración e interpretar los significados que expresan. Tercero, cuestionará críticamente si los criterios, fundamentos, valores y consecuencias de las propuestas son racionales, reales, coherentes y de tal valor que satisface el deseo humano de integración. Por último confronta la exigencia existencial moral de decidir con libertad responsable como promover la integración del conocimiento, el desarrollo integral de la persona y el de la comunidad hum

ana. En la medida que el lector valida en esta exploración el método de investigación propuesto, esperamos que verificará los supuestos siguientes. Primero, la presencia transversal del anhelo de integración crea condiciones de posibilidades para el diálogo y la colaboración entre diferentes horizontes de significación común, artística, económica, científica, política, religiosa y cultural. Segundo, la retórica sobre integración devela un anhelo con criterios humanos, que por su presencia en los diversos ámbitos de la vida, puede constituirse en objeto de investigación transversal para promover el diálogo y la colaboración transdisciplinaria, que se requiere entre diversos campos de conocimiento, para poder confrontar los desafíos históricos de nuestro entorno. Tercero, la búsqueda de integración afirma la existencia de un paradigma que expresa un anhelo que puede esbozar un marco de criterios que orienta críticamente la búsqueda de integración en relación con los efectos desintegradores de unos supuestos del progreso moderno.